ARGENTINA
CAPITAL FEDERAL
H OY-ES
Otros Blogs -
Mis Papers -
Mis Notas -
Mas Vínculos -

martes, mayo 31, 2011

Supreme Liberty

Ron Paul has published the book Liberty Defined, where he exposes a clear meaning of liberty. In this book he shows how and why all social individuals have lost their liberties, and he shows how and why all individual rights have been resigned to omnipotent, totalitarian, and criminal monsters: the governments. In this book he redefine the liberty as "...freedom from coercive interference from the state...". In this book he invites us to restore the principle of liberty, he invites us to restore the control of our own life.

Let me say something what I understand about of libertarianism. A true libertarian is someone who grasps the libertarianism as von Mises did do it, and wrote it, in pages 91and 92 of his book Omnipotent Government-The Rise of the Total State and Total War:

"...In order to grasp the meaning of this liberal libertarian program we need to imagine a world order in which liberalism libertarianism is supreme. Either all the states in it are liberal libertarian, or enough are so that when united they are able to repulse an attack of militarist aggressors. In this liberal libertarian world, or liberal libertarian part of the world, there is private property in the means of production. The working of the market is not hampered by government interference. There are no trade barriers; men can live and work where they want. Frontiers are drawn on the maps but they do not hinder the migrations of men and shipping of commodities. Natives do not enjoy rights that are denied to aliens. Governments and their servants restrict their activities to the protection of life, health, and property against fraudulent or violent aggression. They do not discriminate against foreigners. The courts are independent and effectively protect everybody against the encroachments of officialdom. Everyone is permitted to say, to write, and to print what he likes. Education is not subject to government interference. Governments are like night-watchmen whom the citizens have entrusted with the task of handling the police power. The men in office are regarded as mortal men, not as superhuman beings or as paternal authorities who have the right and duty to hold the people in tutelage. Governments do not have the power to dictate to the citizens what language they must use in their daily speech or in what language they must bring up and educate their children. Administrative organs and tribunals are bound to use each man’s language in dealing with him, provided this language is spoken in the district by a reasonable number of residents. In such a world it makes no difference where the frontiers of a country are drawn. Nobody has a special material interest in enlarging the territory of the state in which he lives; nobody suffers loss if a part of this area is separated from the state. It is also immaterial whether all parts of the state’s territory are in direct geographical connection, or whether they are separated by a piece of land belonging to another state. It is of no economic importance whether the country has a frontage on the ocean or not. In such a world the people of every village or district could decide by plebiscite to which state they wanted to belong. There would be no more wars because there would be no incentive for aggression. War would not pay. Armies and navies would be superfluous. Policemen would suffice for the fight against crime. In such a world the state is not a metaphysical entity but simply the producer of security and peace. It is the night-watchman, as Lassalle contemptuously dubbed it. But it fulfils this task in a satisfactory way. The citizen's sleep is not disturbed, bombs do not destroy his home, and if somebody knocks at his door late at night it is certainly neither the Gestapo nor the O.G.P.U...".

Unfortunately, the men live today in a totalitarian world. The men have given their lives to the totalitarians. The men seem to have chosen the designs of slavery to enjoy the benefits of their own freedoms. von Mises, follows about the causes of such reality: "...The reality in which we have to live differs very much from this perfect world of ideal liberalism libertarianism. But this is due only to the fact that men have rejected liberalism libertarianism for etatism slaverism. They have burdened the state, which could be a more or less efficient night-watchman, with a multitude of other duties. Neither nature, nor the working of forces beyond human control, nor inevitable necessity has led to etatism slaverism, but the acts of men. Entangled by dialectic fallacies and fantastic illusions, blindly believing in erroneous doctrines, biased by envy and insatiable greed, men have derided capitalism and have substituted for it an order engendering conflicts for which no peaceful solution can be found...".

What von Mises have stated in this pages of his brilliant work is an special dream. A dream that can come true if each supreme individual can realize of he has all rights of it supreme liberty.
Read All... Leer Todo...

sábado, mayo 28, 2011

Para Recomendar (I)

http://mises.org/daily/5303/What-Drives-Higher-Unemployment contiene una adecuada explicación y aplicación del Efecto Ricardiano. El autor destaca las componentes benignas y malignas de este efecto. La componente benigna, inducida por las fuerzas del mercado, permite enderezar las acciones humanas en dirección a la prosperidad. Mientras que la componente maligna, inducida por los gobiernos y los sindicatos, colocan a la sociedad en dirección a la esclavitud y a la pobreza.

http://mises.org/daily/5302/The-World-According-To-de-Jasay es una presentación del libro [Justice and Its Surroundings-By Anthony de Jasay-2003]. En este libro se exponen los argumentos suficientes que una sociedad dispone a la hora de rechazar la presencia de los gobiernos: los objetivos más anhelados por los individuos en una sociedad sólo pueden alcanzarse en ausencia de los gobiernos. Los gobernantes siempre actúan ocasionando perjuicios sociales, y su presencia significa uno de los mayores impedimentos para la prosperidad humana.

http://mises.org/journals/qjae/pdf/qjae14_1_5.pdf es un paper en el cual Thomas J. DiLorenzo expone una extraordinaria explicación de los ideales depredatorios y totalitarios que dieron origen a los Bancos Centrales. El Banco Central constituye una pieza fundamental de la estructura de poder mundial -que surgió en el siglo XVII y aún persiste en nuestros días- pensada y diseñada para estafar, saquear, y esclavizar a los individuos que integran cualquier sociedad que se establece sobre la tierra. El Banco Central es, ni más ni menos, el instrumento perfecto para proveer financiamiento a ese monstruoso esquema ideado para la explotación y el sometimiento de los hombres.
Read All... Leer Todo...

domingo, mayo 22, 2011

Una Sociedad Saqueada

El hombre puede vivir y desarrollar su vida por medio de la asimilación y apropiación al aplicar plenamente sus facultades sobre los recursos que dispone y utilizar libremente los frutos que se obtienen de ello. O sea el hombre puede vivir dignamente y prosperar del fruto de su trabajo, mediante la producción. Pero esta no es la única manera de hacerlo. El hombre también puede vivir y prosperar a expensas de otros hombres. Es decir puede asimilar y apropiarse del fruto del trabajo de otras personas, mediante el saqueo. Ambas predisposiciones, para producir y saquear, provienen de la misma naturaleza del hombre, del más primitivo sentimiento que todos los humanos tenemos para obtener el mejor bienestar con el menor dolor posible. Aunque ambas predisposiciones son fuente de bienestar en el hombre, una de ellas no contribuye a la prosperidad de una sociedad.

En la naturaleza, la predisposición del hombre a saquear es dominante. Es decir los hombres prefieren no trabajar y saquear la propiedad de otros hombres en lugar de realizar esfuerzo trabajando y así obtener los bienes para cubrir los requerimientos y satisfacer sus necesidades. Este resultado se deriva del sentimiento predominante de menor dolor. El hombre tiende a hacer lo que le provoca menor dolor. La prevalencia de este impulso es inevitable.

Sin dar ni una explicación adicional, uno no requiere ser tan inteligente para darse cuenta que si bien el sentimiento del menor dolor es dominante, el predominio del saqueo en la vida del hombre es socialmente inconsistente. Es decir una sociedad no puede constituirse y prosperar sobre el estándar de los saqueos, pues si bien los saqueos proporcionan beneficios a los saqueadores igualmente provocan daños a las víctimas del saqueo, lo cual es equivalente a decir que los saqueos no generan prosperidad social. Y si una sociedad no prospera, no tiene razón de ser con lo cual tarde o temprano se diluye.

De alguna manera, del hombre viviendo en sociedad, ha surgido una institución para lidiar con los saqueos. Dado que el hombre le huye al dolor y como el trabajo genera dolor, entonces en la medida en que el dolor que le provoque saquear sea inferior al dolor que le provoque trabajar el hombre opta por saquear. Dado que los saqueos son un obstáculo para la prosperidad de una sociedad -una reunión de hombres- luego la anterior observación contiene una solución para este problema de los saqueos. Alcanza colocar un obstáculo más peligroso y más doloroso que el trabajo. Osea, colocar un obstáculo inevitable de tal manera que si un hombre intentara sortearlo para saquear perciba ciertos peligros y un dolor superior al del trabajo. Así, las indeseables conductas derivadas del mínimo dolor se combaten con peligro y dolor.

Ese obstáculo que se opone a los saqueos y que los hombres viviendo en sociedad construyen para evitar los daños derivados de la conducta del mínimo dolor, es una institución que se conoce con el nombre de la ley – la verdadera ley o la regla de la ley-. Mi propia interpretación del significado de la ley dado por Bastiat es como sigue: "...la ley es la organización del derecho natural a la legítima auto-defensa. Es la utilización de una fuerza colectiva, en lugar de una fuerza individual, para defender la vida de los hombre que viven en sociedad...". La ley, dice Bastiat, "...actúa en una esfera en la cual ella tiene derecho para actuar, hace lo que ella tiene derecho a hacer: garantizar la seguridad de las personas, la libertad, y los derechos de propiedad, causar el reinado de la justicia sobre todo...".

Para que esa barrera formidable, la ley, sea efectiva ella debe garantizar el sentido de justicia. Es decir los hombres deben percibir sin ambigüedad que si violan la ley, cometiendo saqueos, ellos recibirán efectivamente un castigo mucho más doloroso que el dolor causado por el esfuerzo de su trabajo, y además cada hombre debe percibir que si resulta víctima de un saqueo entonces el daño que ello provocare le será recompensado. Cuando una sociedad pierde el sentido de justicia, entonces la ley deja de ser ley y los saqueos se generalizan.

Que los saqueos sean socialmente inconsistentes no significa que no persistan. Por ejemplo hoy en día ocurre todo lo contrario, pues los saqueadores abundan y los saqueos masivos se observan con mayor frecuencia en las sociedades. ¿por qué pasa esto?. ¿ no es que la institución de la ley lo impide?. Lo que ocurre es que en algunos momentos de la historia de la humanidad, viviendo en sociedad, la justicia deja de ser justicia y la ley deja de ser ley. ¿Qué clase de mal invade toda una sociedad como para que los más perversos individuos ejecuten con éxito sus violaciones?. Resulta doloroso decirlo pero creo correcto hacerlo: ese mal se llama gobierno. Son los gobiernos albergando gobernantes dañinos quienes constituyen una sofisticada red organizada de saqueadores.

Lo paradójico de esta tragedia es que es la misma dinámica social quien habilita, quien otorga el poder, para que ciertos señores saqueadores violen toda clase de derechos. Resulta paradójico que los gobiernos, una organización pensada para proteger la vida de los hombres, se vuelva el instrumento más eficaz, y más mortífero, que destruye la vida de ellos. Es como una clase de estupidez que no logro entender. Pero es lo que pasa, es lo que abrumadoramente se observa a diario. ¿Cómo es que estas criaturas perversas ejecutan su maldad desde el gobierno?.

Este hecho ocurre, también, por el predominio del sentimiento de menor dolor. Como los hombres saben que la ley es una formidable barrera opuesta al sentimiento de menor dolor, y como ellos se encuentran invadidos por ese sentimiento, entonces hacen lo que esté a su alcance para controlar esa barrera. Osea hacen lo posible para tomar el control de la ley. La manera de tomar ese control es llegando al gobierno. Una vez ahí escriben las normas y forjan una clase de ley que les permite saquear y vivir a expensas de otros hombres de la sociedad. Estos señores tienen un comportamiento en la sociedad algo similar al del virus del SIDA en el cuerpo humano. Este virus toma el control de las barreras inmunológicas para llevar adelante su infección y contaminar el cuerpo de una persona. Las barreras inmunológicas del humano manipuladas por el virus se comportan de un modo tal que este patógeno logra cumplir su cometido: vivir y prosperar a expensas del humano.

La sociedad no ha encontrado aún una cura para contrarrestar el poder nocivo de los gobernantes. Cualquiera sea el gobierno de turno, cualquiera sea la ideología, cualquiera sea el nivel de formación educativa, el estatus social, la raza, o las creencias religiosas, los gobernantes siempre tienen el control de la ley. Si un pequeño grupo de personas puede controlar la ley, entonces ellos pueden adaptarla para concretar actos que violan derechos del resto de las personas quienes no tienen ese poder por no formar parte del gobierno. Con lo cual este SIDA social está siempre latente, sino activo, en la sociedad. La sociedad, al igual que el humano contra el SIDA, no tiene inmunidad contra este patógeno. Ni siquiera una buena constitución -ley para limitar los poderes de los gobernantes- la vuelve inmune. Mientras la ley sea la única barrera para oponerse al saqueo, y mientras los gobernantes tengan el monopolio de la ley, esta enfermedad -grupo de personas capturando la ley para dañar a la sociedad- parece algo contra lo cual la humanidad tendrá que batallar siempre.

La captura de la ley es hoy un problema crónico. Últimamente ha invadido a casi todas las democracias del mundo. Cada grupo de gobernantes que llega al poder aprovecha la oportunidad para adaptar la norma a su medida y luego perpetrar el saqueo a la sociedad, siendo este uno de los peores males que hoy azota a toda la humanidad. Los ejemplos abundan. Así en los países más avanzados basta tomar cualquier democracia y observar con cuidado las leyes que se impulsan y aprueban, a quienes terminan beneficiando esas leyes, y además chequear el modo en que las leyes cambian con el arribo de nuevos gobiernos.

En los países menos avanzados como los latinoamericanos, en especial Argentina, además de mirar la secuencia de leyes, uno encuentra que la riqueza y el ingreso por habitante hace más de 80 años que no cambia, con lo cual la sociedad no ha prosperado. En Argentina por ejemplo, si el ingreso hubiera crecido 3% por año, en ese periodo se habría generado un excedente de ingresos de unas 20 veces 300 billones de dólares. Esas 20 veces 300 billones de dólares -unos 6 trillones de dólares- es una medida de la pérdida en prosperidad de la sociedad Argentina por no dejar crecer su ingreso mientras los sucesivos gobernantes llegaban al poder no para velar por la prosperidad de la sociedad sino para cambiar las leyes y perpetrar los saqueos. No me quedan dudas de que esta falla en la prosperidad se debe casi exclusivamente a la universalización de los saqueos impulsados o habilitados desde los gobiernos. Una trágica historia de Una Sociedad Saqueada.


Atte.
Juan Carlos Vera. Buenos Aires, Argentina.
Read All... Leer Todo...

sábado, mayo 14, 2011

Me Voy de Blogger

Quiero invitar a quienes leen mis notas a seguirlas en mi blog que migraré a la plataforma de WordPress. Por ahora estoy abandonando la plataforma Blogger debido a los trastornos que me ha generado las permanentes interrupciones abruptas de su servicio. Blogger nunca comunica adecuadamente sobre estos problemas y tengo la sensación que un buen día al levantarme descubriré que blogger ha dejado de funcionar definitivamente...

Mi nuevo blog es http://jcveagle.wordpress.com


Un abrazo para todos...
Read All... Leer Todo...

miércoles, mayo 11, 2011

Humanidad Adolescente...

Al observar toda la historia de la humanidad, algo más de dos billones de años, sobresale un mensaje contundente: la humanidad es aún hoy una criatura adolescente. Los humanos adolecen de ciertas habilidades para identificar con claridad la importancia de los verdaderos fundamentos de la vida: su propia existencia, sus facultades o libertad, y sus logros o propiedad. Los costos de este aletargado desarrollo resultan enormes. Tal prolongada adolescencia es el principal obstáculo para emprender el camino hacia una perdurable prosperidad. Pero el precio más caro de todos por este desperdicio de tiempo puede ser aún mayor al de prosperidad perdida: permanecer en la adolescencia podría costar la extinción de la especie humana. Print pdf.

En la medida que los humanos enroscamos nuestras vidas en entorno a luchas internas, cosa que ha ocurrido siempre, si bien eso fortalece nuestros genes por el proceso de selección natural también nos debilita porque desperdiciamos una de las cualidades también otorgadas por la naturaleza y que sin duda participa como factor de selección natural: la habilidad para reflexionar y actuar en post de nuestro propio destino.

Los humanos, aunque similares, somos diferentes a nuestros pares vivientes. El resto de los seres vivos deben ajustarse siempre a la disponibilidad de subsistencia mientras que los humanos tenemos el don, ese regalo adicional de la naturaleza o de Dios, para crear medios de subsistencia. Es decir nuestra vida depende de lo que hay pero también de lo que somos capaces de producir y crear, de modo que nuestra subsistencia estará mejor garantizada si están dadas las condiciones para producir y crear.

Es decir la naturaleza nos ha regalado la vida y ciertos recursos pero también nos ha dado ciertas facultades o habilidades especiales para sostener y desarrollar esa vida, facultades o habilidades que nos permiten obtener medios o propiedades para subsistir. Es decir la vida humana viene determinada por lo que Bastiat llama personalidad o existencia, facultades o libertad, y logros o propiedad. Para Bastiat estos tres elementos resultan tan fundamentales que definen la vida misma del hombre, y si las condiciones permiten que los hombres utilicen libremente esas facultades para proveerse de medios propios para subsistir mejor entonces están dadas las bases para una verdadera prosperidad duradera de la humanidad.

Mi interpretación de ese principio de Bastiat es que si se libera toda esa energía empleada en las luchas internas entre nosotros y se permite generar esas condiciones para que los hombres actúen libremente y utilicen los frutos de sus acciones entonces no solo se ahorra esa energía consumida en batallas estériles sino que se garantiza la mejor provisión de subsistencia para cultivar y desarrollar la vida del hombre a lo largo de los tiempos.

Pero desafortunadamente, hoy por hoy, los hombres no estamos empeñados en generar esas condiciones para la prosperidad duradera. Mas bien abundan los descabellados conflictos sin sentido como si fuéramos una manada de bestias irreflexivas. Abunda todo clase de violaciones sobre la propia existencia. Abunda toda clase de restricciones e impedimentos para que los hombres hagamos pleno uso de nuestras facultades. Abunda toda clase de violación a los frutos de las acciones de los hombres, todo tipo de abusos que ciertos hombres cometen con el afán de apropiarse de la propiedad de los demás. Es decir, la humanidad está todavía conformada por bestias primitivas que no han tomado conciencia del significado de la vida.

La pregunta que debo hacerme entonces es ¿por qué persiste esta adolescencia humana?, ¿a la humanidad le esperan algunos billones de años más en este primitivo estado evolutivo de la conciencia?. No tengo respuestas concluyentes a estos interrogantes más que unos pocos indicios que podrían explicarlos.

La adolescencia puede ser interpretada como un etapa naturalmente agradable de la vida, es decir un estadio en el que predomina el sentimiento de comodidad, una clase de hegemonía del instinto de supervivencia con el menor esfuerzo posible. Es lo que Bastiat denomina "el instinto del mínimo dolor". Esta ley, la del mínimo esfuerzo, dice que como la energía de la que dispone un hombre es limitada y costosa entonces siempre es mejor gastar la mínima cantidad de esfuerzo o energía posible para obtener algo, para satisfacer las necesidades humanas. La puesta en práctica de este principio deja la puerta abierta para que cada hombre intente apropiarse de la propiedad de otros hombres al satisfacer sus necesidades pues hacerlo de este modo le provoca el menor dolor posible. Vulgarmente este principio que habilita el robo se conoce con el nombre de "la ley de la selva".

Por lo visto, la humanidad toda no ha podido superar la etapa de la ley de la selva lo cual indica que el comportamiento de sus miembros es idéntico al del resto de las criaturas vivientes. Este comportamiento define a un hombre como adolescente, le impide entender que el robo es mucho más dañino que beneficioso en términos sociales, le impide descubrir los beneficios asociados al predominio y respeto de la propiedad de los demás hombres que integran esa sociedad. Este comportamiento le impide entender que violando la propiedad se provocan violaciones sobres los otros dos aspectos fundamentales de la vida, anulándose las facultades o libertades del resto y llegando a anular la personalidad o existencia misma de ellos, con lo cual los daños en términos de prosperidad por persistir en esta etapa de comodidad son enormemente cuantiosos para la sociedad.

Es imposible prever cuánto tiempo le resta a la humanidad antes de abandonar este encanto. Si este estado primitivo de conciencia sobre los fundamentos de la vida persiste a lo largo del tiempo entonces no cabe esperar más que luchas internas por la subsistencia. Luchas que no suman, similares a las observadas en el seno de otras criaturas vivientes. Si predomina la ley de la selva, la ley del menor dolor o menor esfuerzo, entonces la humanidad zanjará su historia con inútiles batallas y matanzas que ningún significado tendrán para la perpetuidad de nuestra especie más que una simple anécdota biológica tan estéril como la de una riña de gallos: el ganador de esa riña sigue vivo pero eso nada dice más que su mayor probabilidad de perder la vida en la próxima riña.

El daño de este letargo puede ser aún mayor. La humanidad no solo pierde posibilidades de prosperidad sino que también se vuelve más vulnerable a potenciales amenazas naturales. El éxito de nuestra especie en este mundo se da siempre que podemos sortear con éxito los obstáculos que la madre naturaleza nos impone. Pero claramente, dada nuestra situación actual, hay obstáculos bastante probables que si la naturaleza nos lo impone no podríamos sortear tal como sería un accidente cósmico del planeta tierra o algún cambio brusco en las condiciones impuesta por el sistema solar. Nuestras recurrentes batallas o pujas distributivas nos impiden visualizar y ponderar este tipo de obstáculos que en algún momento de la historia aparecerán. Si hoy aparecieran, la humanidad toda se extinguiría probablemente sin dejar rastros de su existencia lo cual sería la derrota final, un fracaso de la vida. En tal caso la existencia de cada hombre habría sido inútil.

Una pregunta residual da vueltas por mi mente. ¿Por qué persiste esta dañina ley de la selva como un estándar en la acción humana?. No creo que ello ocurra por un mero principio biológico, por algo que caracteriza a la vida. Mas bien me inclino a pensar que ello se debe a un accidente natural. Ese accidente consiste a una desconexión o discontinuidad generacional. Es decir si bien los hombres poseemos la capacidad y habilidad de reflexionar, lo cual nos permite prever y valorar los efectos de nuestros actos, esos efectos de nuestros actos ocurren distribuidos a lo largo del tiempo. Este hecho puede habilitar una cierta impunidad intergeneracional que fomenta la ocurrencia de acciones dañinas.

Siempre que le esté permitido, si un hombre descubre que ciertos actos perjudiciales no lo dañan sino que lo benefician entonces actúa. Para ponerlo en términos históricos: si a nuestros ancestros les fue posible actuar y obtener beneficios contemporáneos, aún a sabiendas de que tales actos tendrían consecuencias dañinas para quienes vivimos hoy, entonces quienes vivimos en estos tiempos soportamos tales daños sin haber participado en la decisión e implementación de los actos que los provocan. Igualmente, las generaciones futuras tendrán que soportar las consecuencias de nuestros actos que podrán ser beneficiosos para nosotros pero provocar un daño muy significativo en la vida de nuestros nietos o aún de nuestros hijos. Por esta asimetría de poder, originada en la discontinuidad generacional, las acciones humanas se vuelven inevitablemente injustas, es decir hay imposibilidad de hacer justicia. Tal imposibilidad otorga a los contemporáneos una cierta impunidad generacional y los habilita a actuar provocando daño.

En este momento de nuestra historia, casi toda la organización de la humanidad está puesta al servicio de la ley de la selva, lo cual significa un deterioro de la vida del hombre cuyas acciones dañinas ocurren protegidas y promovidas bajo el paraguas de la impunidad generacional. La sociedad civil, los gobiernos, y hasta las instituciones más elementales que determinan nuestras acciones, han sucumbido, han quedado capturadas por este sentimiento cobarde y extraño de los humanos. Cobarde, porque los hombres no tenemos la valentía de hacernos responsable de nuestra dolorosa pero anhelada prosperidad, y extraño porque parece que nos organizamos para dañarnos entre nosotros más que para promover nuestra alteza como seres vivos evolucionados que queremos y decimos ser. Todo este deterioro de la vida del hombre se deriva en alguna medida por la persistencia de una Humanidad Adolescente.

Atte.
Juan Carlos Vera. Buenos Aires, Argentina.
Read All... Leer Todo...

viernes, mayo 06, 2011

La Tragedia Del Súper Control

Aquella clase de bestia que integra una organización tan enorme y prepotente, como lo es el gobierno de un país, queda atrapada por ciertos encantos bajo los efectos de uno de los más potentes y adictivos alucinógenos: el poder. Esta clase de bestia adquiere, por el sólo hecho de pertenencia, gran poder económico, y un desafiante poder para influir sobre la vida y las acciones de otras personas de la sociedad. Esta clase de bestia conforma una hermandad de criaturas que han forjado ese poder con el paso del tiempo aprovechando, siempre a su favor, cada oportunidad para potenciarlo y ampliarlo. Para hacerlo más efectivo y de mayor alcance.

Esta clase de bestia se la pasa señalando cosas como: "los problemas surgen y se agudizan porque el gobierno no interviene"; "se requiere crear una nueva agencia de gobierno en tal lugar y por tal motivo para resolver tal o cual problema", "las personas se equivocan mientras los gobernantes actúan correctamente", "las acciones de las personas deben ser controladas por los gobiernos", etc.. Bajo estos lemas, los gobernantes intentan controlarlo todo. Ellos pretenden imponer esta lógica del súper control en la mente de los hombres, desde su nacimiento, para así legitimar su presencia. Su predominio debe ser indiscutible para el resto de los mortales. Es así que aplicando este método reiteradamente los gobernantes narcotizados, enceguecidos por el poder, emergen como dominantes absolutos sobre el resto de los hombres de una sociedad.

Este resultado final es el más perverso de todos lo posibles. En su génesis, nuestros ancestros pensaron en términos opuestos la trascendencia de un gobierno en una sociedad. La justificación, su razón de ser, de un gobierno se pensó ligada a los fundamentos de la vida de las personas: su existencia o personalidad, sus facultades o libertad, y sus apropiaciones o propiedad. Los gobiernos estaban concebidos para preservar estos derechos de la vida, derechos que vienen dados con la vida misma y que ningún gobernante crea ni otorga. Actualmente, los gobernantes no sólo no preservan tales derechos sino que ellos mismos los avasallan. Los gobernantes actuales se han convertido en un enemigo de la vida de las personas pues violan constantemente sus derechos.

Nuestros ancestros limitaron los poderes de los gobernantes especificando con suficiente claridad lo que podían y no podían hacer. De eso se trata una Constitución. En ningún caso podían violar los derechos de las personas pues proteger estos derechos es su razón de ser. Pero ese gobierno conformado por gobernantes con poderes bien delimitados -claros y acotados- ya no existe. La Constitución ha caducado. Lo que hoy se tiene es una organización gubernamental dominada por mafiosos y delincuentes que acceden al poder y lo usan para estafar y someter a las personas.

A modo de ejemplo sobre la secuencia constructiva del abusivo poder de los gobernantes quiero mencionar y comentar los términos de algunas declaraciones efectuadas por el Dr. Eugenio Zaffaroni, quien es un Juez de la Corte Suprema de Justicia de Argentina. Entre varios de sus dichos, el Sr. Juez menciona: "...Nosotros -La Corte Suprema- no podemos resolver problemas sociales estructurales...". Puede que él tenga razón, pero le recuerdo al Sr. Juez que La Corte Suprema de Justicia de un país jamás fue pensada para crear problemas estructurales. El Sr. Juez sabe bien que si la Corte Suprema juzga como inocente a criminales y asesinos, violadores de los derechos de las personas como son muchos de los gobernantes, entonces por esa misma acción de La Corte se crea el problema estructural de propagación de esa violencia social. Y si esa violencia social se vuelve una cultura, entonces la sociedad entra en decadencia.

En otro pasaje del reportaje realizado al Sr. Juez, él dijo más o menos: "...Se necesita crear un organismo autárquico de política criminal para analizar temas de seguridad y monitorear la violencia...". Le pregunto al Sr. Juez: ¿Ud. propone crear otro poder de estado?. ¿Se propone ampliar y profundizar aún más el poder que los gobernantes tienen para estafar a personas inocentes de la sociedad?. ¿Se propone armar otra súper estructura para crear más corrupción, fomentar más violencia, y no resolver ningún problema?. Le pregunto Sr. Juez: ¿Por qué con los poderes absolutos que tienen hoy los gobernantes no resuelven los problemas de inseguridad que reinan en Argentina?. Le adelanto una respuesta a este último interrogante: no los resuelven porque no quieren; no los resuelven porque sobre esos problemas se sostiene toda una estructura mafiosa pensada no para cuidar la vida de las personas sino para estafarlas y explotarlas. Ahora, ¿Ud. Sr. Juez propone ampliar esa estructura para promover más problemas en la sociedad y así luego tener otro argumento para continuar ampliándola?.

No me sorprenden para nada las declaraciones de un Juez de La Corte Suprema. Por el contrario veo algo útil en ellas pues transmiten una valiosa evidencia sobre el comportamiento de aquella bestia que constituye el objeto curioso en esta nota. Esas declaraciones han venido a informarnos un poco más sobre la dura lógica recursiva de la bestia: "...no podemos resolver los problemas-creemos súper estructuras-promovamos nuevos problemas que no podemos resolver-...". Me queda un poco más clara, más evidente, esa lógica, y su destino final: La Tragedia Del Súper Control.


Atte.
Juan Carlos Vera. Buenos Aires, Argentina.
Read All... Leer Todo...

jueves, mayo 05, 2011

Ubuntu 11.04?... mmmhhh

Llevo ya siete años utilizando Linux - Ubuntu. He abandonado MS-Windows, por completo. Ubuntu, y todas sus aplicaciones, me resulta cómodo y divertido. Toda mi experiencia en Linux ocurre sin utilizar el disco fijo de la máquina. Siempre me alcanza con disponer de un disco externo booteable (como un pendrive). Crear un disco externo booteable no es tarea sencilla además de que Ubuntu se actualiza dos veces por año, lo cual exige recrear el disco externo booteable al menos dos veces al año. Ahora, con la reciente versión Ubuntu 11.04, surgen algunas novedades. Print pdf.

Lo invito a mirar la versión pdf.
Atte.
Juan Carlos Vera. Buenos Aires, Argentina.
Read All... Leer Todo...