ARGENTINA
CAPITAL FEDERAL
H OY-ES
Otros Blogs -
Mis Papers -
Mis Notas -
Mas Vínculos -

viernes, febrero 22, 2008

Open Source: El Paso Obligado

En este artículo expongo algunas razones por las cuales estimo conveniente migrar desde las aplicaciones de código cerrado, como las MSOffice, a las de código abierto como el paquete de oficina OpenOffice.org. También hablo sobre las posibilidades para el desarrollo de programas usando código abierto, incluida una convergencia en el mercado de estos productos.

Desde hace unos cinco años vengo trabajando y corriendo aplicaciones OpenSource, o aplicaciones de código abierto. De hecho, a esta misma nota la redacté con el Writer de OpenOffice.org, y ademas hice una partición en mi disco rígido donde he instalado Linux-Ubuntu. El Linux Ubuntu es para mí “la” joyita que me ha permitido llevar al óptimo la seguridad de mi máquina, cosa que nunca pude lograr con Windows. Por ahora mi máquina será dual: Windows-Linux. Pero en el futuro próximo será solo Linux independientemente de lo que se recomiende.

Esta tarea de preparar la máquina para instalar Linux y los programas OpenSource, como el paquete de oficina OpenOffice.org, es algo laboriosa y requiere munirse con algunos conocimientos de programación. Pero en el futuro inmediato se logrará desarrollar una interfaz donde el usuario solo vea ventanitas con opciones “continuar” “cancelar”, o algo parecido.

Debo reconocer que los programas de oficina OpenOfifice.org corren muy bien incluso bajo Windows. Por ello yo “recomiendo” instalar el OpenOffice.org sin miedo. A mi me pasó que al principio no podía desprenderme del MSOffice y trabajaba con los dos paquetes de oficina. Ahora ya me acostumbré al OpenOffice.org y es mi paquete de oficina preferido, en parte porque no se me objeta si lo instalo en la máquina donde trabajo, y en parte porque puedo programarle cosas que el MSOffice no permite.

Recientemente, Microsoft ha anunciado la apertura del código fuente de sus principales programas, con el objeto de facilitar el desarrollo de software independiente. En rigor, el hermetismo que Microsoft mantuvo a lo largo de 33 años ocultando el núcleo de sus programas quedó obsoleto. Tal hermetismo podría dejar a la compañía al margen de la competencia internacional en este mercado. Hoy existe un gran desarrollador de programas: Programadores Diseminados por todo el Mundo y Conectados a la Web. Contra ese enorme monstruo, nada puede hacer el caprichoso top secret de Microsoft.

El futuro de la programación está en la Web. Es allí en donde se librará la próxima gran batalla. Y eso queda claro para la gerencia de negocios de Microsoft. Vaya uno a saber qué otro gran matemático o programador enganchado a la telaraña enviará aquel código que la haga vibrar, sea porque mejoró una aplicación existente o porque creó una nueva o, mas aún, porque mejoró el núcleo del sistema operativo.

La telaraña (Web) es por lejos la mejor plataforma para usar y crear programas. Es la que tiene el menor costo (mayor eficiencia), la mas segura (pues hay millones de ojos que miran la misma cosa), la mas libre (condición necesaria para imaginar y crear nuevos desarrollos), accesible a todos (usuarios y talentos pueden acceder, sin restricciones, al uso de sus productos), sus productos contienen información perfecta (por lo que no se requiere un precio disciplinador), los beneficios por usar sus productos son apropiables (por lo que hay incentivos para contribuir a su desarrollo), un producto mejorado da pie para crear uno mejor (por lo que se mantendrá siempre en expansión), no hay jefes molestos e ineptos (por lo que su orden es evolutivo) y así se podría seguir enumerando sus ventajas.

En el último medio siglo el hombre ha conocido y desarrollado la computación y la informática. Lo ha hecho en parte bajo un esquema convencional. Pero también ha desarrollado la Web. La Web sirve para desarrollar programas cada vez mejores, mas potentes, mas seguros, mas maleables y adaptables, mas productivos. Pero todo esto pasa solo si se lo hace con OpenSource. Entonces queda claro que se justifica la acción: Open Source – El Paso Obligado.
Read All... Leer Todo...

miércoles, febrero 06, 2008

Inflación y Deflación son Malas Consejeras

¿Por qué es importante mantener una economía no inflacionaria?. ¿Qué hay de la deflación?. Miremos lo mas importante sobre este tema y reflexionemos sobre el impacto de la inflación y la deflación sobre los fundamentos de la macro y la microeconomía.

La inflación de precios se entiende como el aumento generalizado de los precios. Cuando hay inflación, suele aumentar el precio de la mayoría de los bienes de la economía. La deflación es exactamente lo opuesto, o sea una disminución generalizada de los precios. Ambos fenómenos, inflación y deflación, tienen efectos nocivos para la economía y sus habitantes.

Los precios de una economía no pueden controlarse de modo efectivo. La cantidad de precios, o bienes, es enorme. Un aproximado del total de bienes (no de transacciones) que se intercambian en un ejercicio anual está dado por el total de habitantes multiplicado por 365. Piense, por ejemplo, que cada persona en una jornada laboral está produciendo al menos un bien único. Así, una economía con 10 millones de habitantes está transando aproximadamente 3.5 billones de bienes. Una economía como la de Brasil estaría transando aproximadamente unos 110 billones de bienes. Cualquier organismo que intente controlar esto, fracasa con seguridad.

La administración gubernamental, puede intentar controlar los precios a “punta” de pistola y con una dirección de estadísticas que funciona con el lápiz 1.0 y la goma de borrar de un administrador. Al final se dará con la roca. No hay gobierno que pueda controlar los precios con éxito. El gobierno solo puede observar la inflación para encausarla usando política monetaria y fiscal. El instrumento de política más simple y eficiente, hoy disponible, es un único precio de la economía: el precio del dinero o tasa de interés. El precio del dinero tiene la asombrosa propiedad de inducir ciertos comportamiento en los agentes económicos. Este fenómeno es aprovechado para orientar la marcha del resto de los precios.

En este blog se han redactado dos notas relacionadas a ésta. Una para abordar los instrumentos de política monetaria y otra para presentar los objetivos de política económica. Se dijo que uno de los objetivos de política es “promover la estabilidad de los precios en la economía”. O sea, el gobierno debe utilizar con cuidado sus tentadores intentos de expandir la economía mas hallá de su sendero de largo plazo, pues así generará inestabilidad en los precios. Hay varias razones por las cuales es indeseable la inflación. Veamos las más importantes.

1) Cuando hay inflación,resulta difícil distinguir si el aumento del precio en un determinado bien se debe a un aumento en la demanda o a un aumento generalizado de los precios. Esto confunde a los tomadores de decisiones a la hora de ampliar los negocios o cambiar los niveles de producción.

2) Cuando hay alta inflación, ésta suele ser muy volátil. Esta volatilidad agrega incertidumbre sobre los precios futuros. Esta incertidumbre puede afectar el crecimiento económico pues se agrega una prima de riesgo a la tasa de interés de largo plazo, lo cual suele complicar los planes y los contratos para incorporar nuevo capital en los negocios y en los hogares.

3) Como muchos aspectos del sistema impositivo no se indexan por inflación, se generan distorsiones en las decisiones económicas afectando, a favor o en contra, las ganancias después de impuestos. Esto induce a que los agentes económicos gasten tiempo y esfuerzo para batallar en contra de la inflación en lugar de buscar mayor productividad.

4) La redistribución de la riqueza y el ingreso es un grave problema asociado a la inflación. Por ejemplo los deudores a tasa fija se benefician con la inflación pues disminuye la carga real de los servicio de su deuda, y este beneficio se obtiene en detrimento de los acreedores, que le prestaron el dinero, quienes pierden riqueza real.

La deflación genera problemas similares a los descriptos para la inflación, además de afectar al sistema financiero y limitar las posibilidades de aplicar política monetaria. La conclusión es que, la inestabilidad de los precios entorpece el logro del otro gran objetivo de política: “maximizar la producción y el empleo en la economía”. Bregar apropiadamente por la estabilidad del sistema de precios es un noble objetivo para una sana administración gubernamental. Por todo lo expuesto queda claro que inflación y deflación suelen ser malas consejeras.
Read All... Leer Todo...