ARGENTINA
CAPITAL FEDERAL
H OY-ES
Otros Blogs -
Mis Papers -
Mis Notas -
Mas Vínculos -

jueves, febrero 19, 2009

Lo Bueno de Lo Malo

Mucho se ha dicho sobre la crisis que atraviesan actualmente las finanzas y la economía mundial. Se sabe que un aislado pero virulento desorden moral que surgió en el mundo de las finanzas bancarias, se agudizó, migro hacia las finanzas personales y luego se propagó desde los bancos y las familias al resto de los sectores productivos de las economías. Una combinación altamente reactiva conformada por bancarios inescrupulosos, consumidores y familias aturdidas, y gobiernos corruptos y tullidos, finalmente se atizó desencadenando naturalmente una reacción en cadena que incinera todo cuanto se le cruza.

Según estimaciones propias de continuar el deterioro a modo de fenómeno cíclico autodestructivo, cosa que hoy se llama recaída o segunda vuelta, el valor presente de los costos económicos de la crisis podría ascender al orden de los cuatrillones de dólares (unidades, decenas o centenas seguidas por 15 ceros) algo así como 1000 veces el PBI anual de Brasil.

También mis propias estimaciones indican que los costos de un eventual rescate mundial de bancos e hipotecas rondaría el orden de los trillones de dólares, o sea varias decenas el PBI anual de Brasil. Desde luego, aplicar fórmulas proteccionistas e intervensionistas generalizadas será el veneno perfecto para liquidar toda la economía mundial. Por lo tanto, cualquier práctica resolutiva tendrá que ser consensuada globalmente para implementar de inmediato el libre comercio mundial. El libre comercio ha dejado de ser una opción para volverse un paso obligado en la evolución económica de las naciones. Ojalá que esto se entienda así.

Además de efectos malignos sobre el agregado económico mundial, las víctimas de la crisis tienen nombre y apellido. Resultarán afectadas especialmente las finanzas personales y seguro que aumentará rápidamente el desempleo. Por ejemplo nuevos datos sobre el empleo en la economía americana indican que la tasa de desempleo puede trepar al 10% en los próximos meses. El impacto negativo se sentirá especialmente en las finanzas públicas por lo que disminuirán los recursos disponibles para atender servicios sociales en países mas pobres.

Desde luego, no es necesario vivir una crisis para darse cuenta de lo que debe hacerse en materia de política económica y comercio internacional. Pero en este caso, dado el estado de los vínculos internacionales actuales, esta crisis económica y financiera ayudará a despejar el camino para políticas futuras robustas. Este fenómeno luce parecido a la evolución conjunta de lo malo y lo bueno, del antígeno y el anticuerpo, de la enfermedad y la cura, de los riesgos y las certezas.

Desde ahora, una burbuja generalizada de precios se reconocerá como señal de que algo anda mal. Un problema que requiere corrección inmediata. Ha quedado claro que el desarrollo de intercambios mundiales debe ir acompañado por correspondientes instituciones mundiales que los preserven. Gobiernos y economías individuales están sentadas en el juego de la comunidad mundial y tendrán que resignar mucha de su discrecionalidad dándole cabida al emergente poder institucional global.

En el futuro cercano el nuevo mundo no cobijará gobernantes autoritarios y todopoderosos. No queda lugar para los tiranos. Se acabó la herencia de la edad media. Quedarán aislados, llevando indigencia a su gente, estilos tipo Chávez, Morales, Fidel, Ortega y Correa. Sus ejemplos son el ejemplo de lo malo, tan malo que ante el menor indicio de una crisis dejaron de recibir recursos del progreso capitalista generando miseria en sus pueblos. Solo por ello, eso mínimo que se rescata de la presente crisis, es que uno puede ver algo bueno de lo malo.
Read All... Leer Todo...

martes, febrero 10, 2009

¿Plan?, ¿Cuál Plan?

La inacción agrava los problemas, dijo el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en una conferencia de prensa que brindo anoche en la Casa Blanca cuando un periodista lo interrogó sobre la eficiencia de su propuesta para enfrentar la crisis. Si fuera su asesor le recordaría: “...pero la mala acción nuca es menos mala y generalmente precipita el abismo...”.

Errores de política en la administración americana costaría cuatrillones en el mundo. Peor si tales errores son evitables. Quiero creer que el Presidente Obama sabe de las mezquindades de su llamado plan. Sabe que el mundo todo deberá coordinar acciones para salir rápidamente de una crisis. Sabe que los costos de la crisis serán trillonarios. Él debe saber que se equivoca con su actual plan. ¿Por qué lo hace?. ¿Estará tanteando a su congreso?. ¿Estará buscando una métrica adecuada para evaluar la reacción de su pueblo?. ¿O quiere mojarle la oreja a sus socios poderosos?. Solo Dios lo sabe.

Lo cierto es que las arcaicas ideas proteccionistas de los demócratas no pueden prosperar en tiempos de globalidad. Mucho menos prospero será un eventual intervensionismo que propone la actual administración americana. El intervensionismo es contraproducente pues genera incentivos para hacer “todo” mal. El error deriva de suponer que al intentar revertir un efecto con el efecto se podrá cambiar el mal sin hacer nada sobre sus causas. El mundo “no” es una carretilla sino que es como una enorme y sofisticada nave espacial con muy poco espacio para el error.

La economía de los Estados Unidos, y la economía mundial de hoy, traccionan por el espíritu emprendedor y productivo de las personas, por la confianza y la justicia que perciben los ciudadanos, y por las oportunidades y ganancias de sus negocios. Las medidas de política que violaren tales preceptos serán un impedimento para el progreso especialmente en periodos de crisis, auque sus intenciones fueren tan nobles como la de intentar crear 4 millones de empleos.

Además, intentar revertir una crisis de la economía americana usando 4 millones de empleos es como querer enviar un cohete desde la Tierra a Marte usando una gomera. Totalmente absurdo. Si la economía americana se recupera no será por esos 4 millones de empleos, sino que lo hará por algo mucho mas fundamental como lo es el crédito disponible para consumir e invertir, la confianza que los agentes económicos depositen en sus instituciones, y la generalización del intercambio mundial de bienes.

Los integrantes de la administración actual en Estados Unidos cometen un error cuando ellos se suponen salvadores poderosos que lo saben, controlan y resuelven todo, como si fueran enviados divinos del señor, totalmente extraterrestres. Vienen pregonando el proteccionismo e intervensionismo. Dicen que es la llave del paraíso. ¿Desde cuando el proteccionismo y el intervensionismo es la panacea que resuelve problema alguno de la economía?. No se equivoquen señores. No pongan cortinas de humo.

Es precisamente la inadecuada aplicación de los preceptos de libertad e institucionalidad lo que generó una perjudicial interferencia en los sanos intercambios y terminó causando una crisis en el sistema financiero que recientemente se ha propagado al resto del sistema económico mundial. Si los mismos corruptos, con los mismos negocios y con las mismas reglas de juego e instituciones hacen exactamente lo mismo pero solo con un slogan nuevo que dice “el estado debe intervenir y controlar” entonces nada absolutamente nada cambiará, solo que la crisis será mucho peor.

Me permito recordar que los administradores actuales son todos terrestres. Estuvieron activos en los momentos de los malos negocios y muchos de ellos consintieron a los malos administradores precedentes. Afortunadamente, todos estos administradores, ya no podrán escapar a la severidad con que la comunidad global aplicará su castigo. La sociedad de este mundo global ha desarrollado unos especiales censores para monitorear las intenciones de sus administradores. Es como que les lee la mente. Las crisis, en alguna medida, ayudan en este proceso evolutivo. Bajo estas condiciones, el sillón presidencial se puede convertir en una silla eléctrica: una máquina para ejecutar malos administradores.

Cuando en conferencia de prensa se le preguntó al Presidente Obama: “¿...si Usted dice que el excesivo y permanente déficit fiscal durante la administración Republicana dejó al país endeudado y con una crisis económica, entonces cómo asegura Usted que mas gasto, o sea mas deuda, va a producir un efecto contrario...?. La respuesta del presidente fue: “...no podemos no hacer nada y por eso diseñamos este plan...”. Esta respuesta lo dice todo. Parece que se inicia la campaña de reelección. Entonces yo me pregunto: ¿Plan?, ¿Cuál Plan?.
Read All... Leer Todo...