ARGENTINA
CAPITAL FEDERAL
H OY-ES
Otros Blogs -
Mis Papers -
Mis Notas -
Mas Vínculos -

lunes, marzo 17, 2014

Bitcoin: Un Registro Perfecto de Propiedad

Imagine una situación en la cual cada porción existente -en cada momento de tiempo- de un determinado bien, es perfectamente identificable con su verdadero dueño. Imagine que esa identidad entre el bien y su dueño es tal que no existe forma práctica de vulnerarla, de modo que el registro de la propiedad del bien queda absolutamente determinado. Bajo estas condiciones, el registro de propiedad es perfecto. Esta situación es posible hoy en día. El protocolo Bitcoin, permite identificar perfectamente a cada Bitcoin (cada fragmento de este bien) con su verdadero dueño (una Wallet, o Billetera, o Cuenta Pública Bitcoin). Una mezcla de criptografía con ordenadores cooperando en red p2p, hace posible tal acontecimiento. No es posible que un fragmento de tal bien se registre simultaneamente en dos cuentas Bitcoin -o sea, no es posible la duplicidad de la propiedad del bien. Tampoco es posible que un mismo fragmento del bien sea reasignado simultaneamente desde una misma cuenta hacia dos cuentas distintas -o sea, no es posible realizar doble pago con este bien. Quiero explicar aquí, el modo en que tal fabuloso sistema de registro puede generalizarse desde Bitcoin hacia “todo” el accionar económico. Leer todo el artículo.
Read All... Leer Todo...

martes, marzo 11, 2014

Boom and Bust; Auge y Crisis

Speaking about global economy, which is my specialty, I commented a while ago that the most of governments of the world distort interest rate by issuing arbitrary paper currency, and thus cause and accentuate the boom and bust cycles. At some point someone asked me: what is the interest rate?. I said, "is a quantitative measure of the value of time preferences of individuals." This person asked me again: well thanks ... and in plain language?. I said him: "in plain language that means that interest rate is a quantitative measure of individuals propensity for present consumption over future consumption. People prefer to consume in the present to do so in the future so that implicitly it is more valuable to consume something today to do tomorrow. In other words: we, humans, are naturally anxious about consumerism and, if possible, we consume everything today. A quantitative measure of this surplus assessment of present consumption over future consumption is the interest rate."

Then I added: “...if a majority of people in a given society have high propensities to consume then the interest rate is higher compared to a less consumerist society...” To top it off, I continued: "... and if people in this anxious society are fed with wallpaper -painted slips- that government gods print for people consume more and more, these people believe the story of the bonanza that consuming today is not so expensive. Thus the interest rate becomes smaller, and so begins a short-lived boom. With lower interest rate abound all bad projects that become artificially profitable. But as any economy is dominated by scarcity over of abundance, these bad business go on to compete for essential resources both used and demanded in good businesses, which become unprofitable. This competitive distortion corrodes economic activity to the point that when the economy is plagued by bad business and the consumerist uproar is at the top, the bubble explodes through a crisis. Such crises can be perpetuate if rulers insist pumping successive wallpaper doses until the entire society is caught in the trap of wallpaper: inflation, poverty, malnutrition, social violence, insecurity, decay, and serfdom..."

Hablando sobre economía mundial, lo cual es mi especialidad, hace bastante tiempo comentaba que los gobiernos de casi todo el mundo distorsionan la tasa de interés mediante la emisión arbitraria de papel moneda, y de este modo provocan y acentúan los ciclos de auges y crisis económicas. En algún momento alguien me preguntó: ¿qué es la tasa de interés?. Yo le respondí: "es una medida cuantitativa de la valoración de las preferencias temporales de las personas". Esta persona me retrucó: bien gracias..., ¿y en español?. Le dije: “en español crudo eso quiere decir que la tasa de interés es una medida cuantitativa de la propensión, que tienen los individuos, del consumo presente por encima del consumo futuro. Las personas prefieren consumir en el presente a hacerlo en el futuro, por lo que implícitamente valoran más consumir algo hoy a hacerlo mañana. O sea, los humanos somos naturalmente unos consumistas ansiosos y si podemos, consumimos todo hoy. Una medida cuantitativa de ese excedente de valoración del consumo presente respecto del consumo futuro es la tasa de interés."

Seguidamente agregué: "...si en la sociedad una mayoría de personas tienen elevadas propensiones al consumo, luego la tasa de interés es más alta respecto a una sociedad menos consumista..." Para rematar la faena, proseguí: "...y si en esa sociedad con gente ansiosa, los dioses del gobierno imprimen papelitos pintados para que las personas consuman más y más, estas personas se creen el cuento de la bonanza que consumir hoy no es tan costoso, con lo cual la tasa de interés se vuelve más pequeña; así surge un efímero auge. Con ese interés más bajo pululan los malos negocios que se vuelven artificialmente rentables. Pero como en toda economía predomina la escasez por sobre la abundancia, estos malos negocios pasan a competir por recursos usados y requeridos en buenos negocios, los cuales se vuelven no rentables. Esta distorsión competitiva corroe la actividad económica a tal punto que cuando la economía está plagada de malos negocios, la burbuja explota mediante una crisis. Esa crisis se puede perpetuar si los gobernantes insisten bombeando sucesivas dosis de papelitos pintados hasta que toda la sociedad queda atrapada en la trampa del papel pintado: inflación, pobreza, desnutrición, violencia social, inseguridad, decadencia, y servidumbre..."
Read All... Leer Todo...

domingo, marzo 09, 2014

Condenados por el Mainstream Económico

El mainstream keynesiano -visión predominante en economía- genera y disemina una situación económica calamitosa alrededor del mundo. Por ejemplo, gobernantes de países como Venezuela y Argentina, recurrieron a las recetas económicas keynesianas para impulsar y sostener su comunismo local -o socialismo totalitario- denominado “socialismo del siglo XXI. De modo más moderado, los gobernantes de países desarrollados, especialmente Estados Unidos de América (USA) y los integrantes de la Unión Europea (EU), igualmente aplican políticas e intervenciones sugeridas por el keynesianismo. El culto keynesiano, esparcido por el globo, ofrece la base conceptual a la que acuden los gobernantes al momento de proveer fluido financiero para saciar la sed de su monstruoso aparato de sometimiento humano. Los prestamistas de última instancia, a disposición de los gobernantes, son los bancos centrales y el sistema bancario. Los que finalmente terminan financiando todo el festín de sometimiento son los mismo sometidos: la gran mayoría de los habitantes. Leer todo el artículo.
Read All... Leer Todo...