ARGENTINA
CAPITAL FEDERAL
H OY-ES
Otros Blogs -
Mis Papers -
Mis Notas -
Mas Vínculos -

sábado, septiembre 05, 2009

Globalización: la mejor aproximación

Quiero compartir en esta oportunidad el texto de una charla que ofrecí a mis estudiantes en un curso de Economía de la Educación el día 03/09/2009. Gran parte de la nota toma fragmentos de otra publicada por Don Boudreaux, en el sitio café hayek. Es para mi un placer interpretar las ideas de Don en este post.

Para Donald Boudreaux, la Globalización es la dispersión de la cooperación humana alrededor del planeta. Él sostiene que si los gobiernos no la obstaculizan, entonces esta cooperación se desparrama naturalmente sin importar las fronteras políticas. Agrega que las barreras geográficas, las diferencias culturales o las diferentes monedas y otras instituciones pueden frenar circunstancialmente esta cooperación pero, paradójicamente, el principal obstáculo para la cooperación es político: la dificultad de los gobiernos a resistir las presiones para proteger a algunos productores locales de la competencia externa.

Esta dificultad, señalada por Boudreaux, es ancestral. Los gobiernos siempre han sido interpretados, por los grupos de poder, como un instrumento para ejercer el poder. Por lo tanto es ingenuo suponer al gobierno como un agente fiel intérprete y ejecutor de los mandatos ciudadanos. La asimetría de información, y poder, entre un gobierno bien conformado y los ciudadanos dispersos es abismal. La tentación para abusar por esa posición asimétrica es también irresistible. La captura de los gobiernos siempre resulta una presa fácil para ciertos grupos a tal punto que en la actualidad los mimos grupos se organizan políticamente, ex-ante, para competir en elecciones y llegar al poder.

Nada tiene de malo que las personas se organicen, formen grupos y participen en política con el objeto de adquirir poder para defender sus propios intereses. Lo que resulta cuestionable es que una vez llegado al gobierno se usen recursos públicos, aportados por todos los ciudadanos, para financiar y privilegiar intereses particulares. Hasta hoy, una buena alternativa que los ciudadanos han encontrado para contrarrestar la posición dominante del gobierno, es la cooperación. Las personas se organizan de alguna manera para cooperar por fuera de la órbita gubernamental.

Siguiendo a Boudreaux, frecuentemente se piensa a la cooperación como algo, consiente que ocurre cara a cara entre personas que se conocen. En este sentido, la cooperación a distancia entre personas de distintos países parece algo extraño. ¿De qué manera millones de personas alrededor del mundo coordinan sus acciones aportando sus conocimientos y esfuerzos para producir y colocar en el mercado un bien ordinario como una camisa, por ejemplo?.

Las camisas ensambladas en Malasia utilizan maquinarias fabricadas en Alemania, algodón que crece en la India, cuellos de camisas provenientes de Brasil, e hilo de algodón manufacturado en Portugal. Estas Camisas son empacadas y transportadas al mercado minorista de Sydney, Montreal o alguna otra ciudad del resto del mundo. Estas camisas son el resultado del esfuerzo coordinado de muchas personas en el mundo. El costo, y el precio final, de las camisas es tan bajo que un ciudadano promedio requiere para adquirirla el salario que percibe en unas pocas horas de trabajo. Esto que es válido para las camisas se cumple también para una incontable lista de productos disponibles a la venta en un moderno país capitalista.

Don Boudreaux, mirando el lado del ingreso y de de la producción, se hace la siguiente pregunta. ¿De qué forma un trabajador en la actualidad puede adquirir una alta variedad de bienes cuya producción requiere del esfuerzo coordinado de millones de trabajadores?. Él responde diciendo que cada uno de estos trabajadores forma parte de un mercado tan vasto, tan enorme, que es atractivo para muchos inversionistas y emprendedores invertir considerables sumas de dinero y organizar la elaboración altamente especializada de bienes cuya producción es rentable por el solo hecho de que su mercado es grande. Esta especialización del trabajo y de la producción alrededor del mundo es el fenómeno de la globalización.

Continuando con la idea de Boudreaux, suponga que las camisas pueden ser fabricadas usando dos métodos alternativos (mutuamente excluyentes). Un método artesanal, en donde un artesano trabajando a tiempo completo puede fabricar 10 camisas por mes a un costo de u$s250 por camisa. Otro método mecanizado que requiere una gran inversión inicial en construcción, máquinas, equipos y capacitación de operarios para instalar una fábrica con una capacidad máxima para producir 1 millón de camisas por mes a un costo de u$s5 por camisa. La pregunta que se hace el emprendedor es: ¿qué método elegir?. La respuesta a esta pregunta es que el método depende del tamaño del mercado de camisas.

Si la fábrica está obligada, dado un tamaño pequeño del mercado, a operar por debajo de su capacidad instalada, entonces sus costos medios, costos por camisa, (y por ende el precio) empieza a subir pues un monto grande de dinero invertido debe distribuirse en menos camisas. Pero si se trabaja a plena capacidad, para satisfacer un enorme mercado, entonces los costos por camisa disminuyen debido a la enorme producción de la fábrica, y el emprendedor elegirá el método mecanizado. Si el mercado es pequeño puede suceder que los costos medios en la fábrica superen al del artesano en cuyo caso el emprendedor elegirá el método artesanal, comprando camisas a los artesanos para venderlas en el mercado.

Este ejemplo presenta en acción una ley económica universal: la ley de las economías de escala. Esta ley dice: sí el tamaño del mercado es lo suficientemente grande entonces el nivel de producción podrá elegirse de modo que minimice los costos medios, que en este ejemplo es el costo por camisa. La minimización del costo medio permite simultáneamente maximizar las ganancias, maximizar la producción, maximizar el empleo de trabajadores, y bajar al mínimo el precio del bien. Todo esto redunda en beneficios no solo para emprendedores y trabajadores sino también para los consumidores del bien.

Se desprende de este ejemplo, planteado por Don Boudreaux, que una consecuencia directa del libre mercado es ampliar el mercado para todos los bienes vinculados además de los bienes finales. Cooperación mediante se pueden aprovechar las economías de escala en todos aquellos bienes que quedan vinculados en los procesos productivos de insumo-producto. O sea, se amplia el mercado para los bienes finales y para todos los bienes intermedios que se utilizan como insumos productivos en la elaboración de los bienes finalmente adquiridos por los consumidores. Uno no podría esperar un resultado mejor que el obtenido de generalizar el libre comercio o el libre intercambio para todos los bienes y para todas las economías del mundo. Esto resulta trivialmente evidente.

Otra ventaja de la especialización es que permite a los consumidores disfrutar de los talentos y recursos localizados fuera de las fronteras. Así es como se aprovecha lo que en economía se llama “ventajas comparativas”. Por ejemplo, si Japón dispone de talentos y recursos para producir computadoras, entonces ellos son productivos en la producción de ese bien. Tienen esa ventaja comparado con el resto de países. El libre comercio con Japón fomenta no solo la especialización productiva de Japón en lo que mejor sabe hacer sino también el acceso a computadoras baratas y de buena calidad de aquellos ciudadanos que viven en países que son improductivos en la elaboración de computadoras.

La especialización productiva es un resultado que predice el conocido teorema de la teoría del comercio internacional: el teorema de Heckscher-Ohlin. La especialización observada actualmente en una gran diversidad de bienes como vinos, computadoras, café, petróleo, maquinarias, aviones, etc., se explican por este teorema. Las ventajas comparativas asociadas con la globalización permite producir bienes de manera mas eficiente y por lo tanto mas barata y tiene consecuencias similares a las de la economía de escala.

La posibilidad de elección es otra ventaja importante asociada a la globalización. Los consumidores pueden elegir entre un bien que cuesta caro y de mala calidad y el mismo bien mas barato y de mejor calidad. Este fenómeno es muy evidente en el mercado de automóviles. Los habitantes de países que no tienen desarrollada la industria automotriz solo pueden acceder a mejores automóviles si estos provienen desde el extranjero. Impedir la entrada de autos importados bajo estas condiciones, como bajo cualquier otra, es una severa restricción de la libertad que tienen los consumidores de decidir cómo y en qué gastar sus ingresos. Además, si algo que se hace mal dentro de un país puede hacerse mejor y mas barato afuera, no hay ninguna justificación que fundamente coartar la libertad del consumidor para decidir cómo asignar sus ingresos.

La ventaja mas importante asociada al libre comercio mundial y a la globalización es la liberación de recursos mal usados que quedan disponibles para ser utilizados en mejores usos alternativos. Este hecho actúa como multiplicador económico porque fomenta el desarrollo de nuevos proyectos con nuevas actividades para aprovechar esos recursos liberados. De este modo la globalización, un libre ensayo cooperativo a nivel mundial, actúa como un gran reasignador de recursos permitiendo maximizar la producción mundial, maximizar el empleo y el ingreso mundial, y maximizar el bienestar de los consumidores. Estos resultados constituyen un profundo fundamento de la globalización: el fundamento económico.

Para finalizar, vale recordar que no hay hasta el momento “ni una sola prueba empírica” seria, y confiable, que demuestre prosperidad como consecuencia de las restricciones al libre comercio. La evidencia indica todo lo contrario: el libre comercio está fuertemente correlacionado con la prosperidad de los países por lo cual el enfoque de la globalización es la mejor aproximación.


Referencias

Boudreax, Donald. 2009. The benefits of free markets. Mason University. Virginia.
Boudreaux, Donald. 2007. Globalization. Greenwood Press.
Irwin, Douglas. 2005. Free Trade Under Fire. Princeton University Press.
Norberg, Johan. 2003. In Defense of Global Capitalism. Cato Institute.
Wolf, Martin. 2005. Why Globalisation Works. Yale University Press.

No hay comentarios: