ARGENTINA
CAPITAL FEDERAL
H OY-ES
Otros Blogs -
Mis Papers -
Mis Notas -
Mas Vínculos -

miércoles, septiembre 23, 2009

Falacia Keynesiana

En estos tiempos que corren, finalmente la economía mundial ha ingresado en un periodo de recesión o crisis. ¿Cuánto durará esta crisis?. Nadie lo sabe. Se sabe que durante una crisis aparece con ímpetu la voracidad de los gobiernos para engullir recursos de la economía y gastarlos a mansalva. Adelantar una salida de la crisis es la escusa perfecta que esgrime el gobierno para fundamentar mas y mas gastos. Su doctrina es el desarrollo conducido por el estado. Su templo es la escuela keynesiana. Aunque los fieles deberían conocer que la prédica keynesiana se construye sobre un razonamiento falso.

Puesto, mas o menos, en los términos del propio Keynes este razonamiento dice: “...Si el Ministerio de Hacienda llenase de billetes de banco infinidad de botellas viejas, enterrándolas después a profundidades convenientes en minas abandonadas que luego haría rellenar de basura hasta la superficie, dejando que la empresa privada, regida por los sanos principios del laissez faire, excavara de nuevo las minas y volviese a sacar los billetes..., es posible que así se acabara el desempleo, y, gracias a sus repercusiones, el ingreso real de la comunidad quizá fuese mucho mayor de lo que es actualmente...”

Falso por donde se mire.

Desafío a los fanáticos intervencionistas a construir su país, llamado keynesium, sobre la base de dos industrias nacionales, una se encarga de producir y enterrar dinero, y la otra se encarga de desenterrarlo y venderlo. Para que su economía de enterrar y desenterrar dinero sea rentable se requiere que el valor del dinero supere al costo de producirlo, enterrarlo, desenterrarlo y venderlo. Si esto fuera así, los fieles topos del dinero deberían conseguir un mercado con los clientes que compren su dinero por un valor superior a los costos, porque si no lo consiguen entonces unos raquíticos keynesianos perecerán comiendo papel pintado que huele a hongos. Pero, ¿quién va a comprar papel pintado si para lo único que sirve es para comprar papel pintado?. Corolario: deduzca Usted el destino de la economía de keynesium.

Al estudiar economía he leído muchas estupideces pero esta keynesiana es suprema. No deja de sorprenderme lo permeable de la razón humana. Es triste que la mente del hombre abandone el valor de la prueba para dejarse seducir y encantar por cosas como esta tonta falacia keynesiana.

No hay comentarios: