ARGENTINA
CAPITAL FEDERAL
H OY-ES
Otros Blogs -
Mis Papers -
Mis Notas -
Mas Vínculos -

domingo, noviembre 14, 2010

La Inflación es Siempre Destructiva

Últimamente he observado tristemente la perversa mala intención con que varios periodistas, políticos, y economistas le comunican a la sociedad ideas completamente falsas acerca de las consecuencias de la inflación. En varios programas de televisión estos señores afirman que un poco de inflación sirve a la prosperidad económica de la sociedad. Quiero decirles a estos señores que la inflación es el instrumento que ellos, y otros personajes tan perversos como ellos, utilizan para estafar a millones de individuos indefensos que habitan un país. En esta oportunidad quiero compartir con quien lea esta nota las nociones elementales que suelo transmitir a mis alumnos cuando me toca explicar el carácter destructivo de la inflación. Print pdf.

La inflación tiene dos componentes distintivos a través de los cuales provoca enormes daños: el aumento generalizado en los precios, y el incremento sucesivo de la escasez. Ambas componentes atacan el corazón mismo de una economía: la economizing, y los intercambios.

La economizing es aquel complejo de acciones y actividades que los individuos emprenden para lidiar con el fenómeno de la escasez. Los individuos son los sujetos activos de la economizing, y los bienes económicos son su objeto por excelencia. La economizing tiene por objetivo evitar las pérdidas y reducir los gastos en estos bienes escasos. Con esta noción, los individuos de una sociedad buscan acortar al mínimo la brecha que existe entre requerimiento y disponibilidad de los bienes económicos.

Los intercambios de bienes son el complemente perfecto de la economizing. Y por ello ambas instituciones evolucionaron juntas. Mediante sucesivos intercambios los individuos conducen los bienes hacia su mejor destino final. Los intercambios fomentan la producción de más variedad y cantidad de bienes, y especialmente permiten que la humanidad evolucione desde la autarquía del autoconsumo hacia la economía de mercado generando condiciones para la prosperidad permanente de modo que los individuos no sólo logran cubrir sus necesidades básicas sino también sus crecientes necesidades de bienestar.

Pero, ¿qué clase de daño sufren estas dos instituciones sociales fundamentales una vez que la inflación se instala en el seno de una economía?. La inflación especialmente destruye el carácter económico tanto de la economizing como de los intercambios. Al hacer esto, toda la sociedad se ve perjudicada, principalmente todos aquellos individuos que se encuentran en posición económica más débil. Veamos este accionar destructivo de la inflación.

Un intercambio ocurre si los individuos hacen valoraciones opuestas de los bienes que se intercambian. Por ejemplo si alguien decide tomar una taza de café en un bar es porque el valor que la tasa de café tiene para él es superior que el dinero que está dispuesto a pagar por esa tasa de café. Igualmente, el dueño del bar decide vender la tasa de café porque el valor que la tasa de café tiene para él es inferior que el dinero que está dispuesto a recibir. Ahora, el intercambio ocurre si el valor en dinero de la tasa de café para el cliente es superior que el valor para el dueño del bar. El precio de la tasa de café, lo que se paga por ella, se ubica en el medio de estos valores y con el intercambio gana tanto quien provee como quien toma café.

En un esquema competitivo bilateral, estas valoraciones se aproximan entre ellas y quienes ofrecen café tienen una valoración inferior pero muy próxima a quienes demandan café. De modo que el reparto de las ganancias del intercambio se vuelve muy equitativo, y la cantidad de individuos que acceden a la tasa de café es máxima.

¿Qué pasa si de repente quienes ofrecen café enloquecen, por alguna razón, y remarcan a la suba el precio de la tasa de café en un 50%?. Sucede que ese precio supera al valor que muchos individuos -los de posición más débil- le asignan a la tasa de café y esos individuos dejan de tomar la tasa de café. Es decir una cierta cantidad de intercambios pierden su carácter económico al desaparecer la ganancia del intercambio por el aumento unilateral en el precio impuesto por quienes ofrecen café. Un resultado observable de este fenómeno es que la cantidad total de tasas de café elaboradas disminuye.

Estos dos factores combinados, el aumento arbitrario en el precio y la anulación de ciertos intercambios, se transmiten a la economizing provocando una contracción en el servicio de cafetería, es decir se produce una menor cantidad de este servicio y disminuye la utilización de bienes (insumos) empleados para brindarlo. A esta altura, los dueños de los bares vuelven a subir el precio de la tasa de café dado que sus costos fijos deben distribuirse en menos tasas de café consumidas por los clientes. Con esta acción protegen su posición económica. Y todo el proceso de ajuste de los intercambios se inicia de nuevo.

Este efecto de los costos fijos, se transmite rápidamente hacia atrás por la cadena productiva que vincula bines finales con bienes de orden superior. Es decir, los productores de insumos de servicios de cafetería también ajustan hacia abajo sus niveles de producción y elevan el precio de estos bienes como medidas para proteger su posición económica. Si esta situación se generaliza a varios bienes finales cuyo precio de venta es remarcado compulsivamente de pronto sucede que toda la economía se encuentra en una situación de escasez general y con aumentos generalizados y sucesivos en los precios. Cuando esto ocurre, la semilla inflacionaria germina y su peste se propaga desplegando todo el potencial dañino.

De repente la economizing, institución que los individuos habitualmente utilizan para combatir la escasez, se encuentra promoviendo exactamente lo contrario: generando más y más escasez de bienes. Y los intercambios, institución habitualmente complementaria de la economizing, se achica progresivamente alimentando un proceso destructivo dentro de la economizing. Es decir, ambas instituciones pierden en buena parte su carácter económico, y su destrucción se retroalimenta. El final de esta historia es evidente: o se corta la inflación y se restituyen los roles institucionales de la economizing y los intercambios, o se desencadena una hiperinflación que destruye completamente toda la economía.

¿Donde está lo bueno y deseable de la inflación que los apologistas inflacionarios predican?. Especialmente quiero saberlo. ¿Qué individuo puede estar mejor si hay más escasez y una espiral de precios?. ¿Desde cuándo promover la escasez y obstaculizar los intercambios constituyen una clave para la prosperidad humana?. Cabe un único calificativo dirigido a los señores que defienden la inflación: Ustedes son unos descarados estafadores. La Inflación es Siempre Destructiva.

Atte.
Juan Carlos Vera. Buenos Aires, Argentina.

No hay comentarios: