ARGENTINA
CAPITAL FEDERAL
H OY-ES
Otros Blogs -
Mis Papers -
Mis Notas -
Mas Vínculos -

viernes, noviembre 14, 2008

¿Y Ahora Qué?

El pasado 4 de Noviembre (2008) hubo elecciones presidenciales en los Estados Unidos de América. El triunfo del candidato demócrata “Barack Obama” fue bien holgado pues obtuvo 364 votos electorales con lo cual superó la mayoría de 270 votos (sobre 538) exigidos para convertirse directamente en Presidente. Con el triunfo demócrata los Estados Unidos comienza un nuevo ciclo político pero continua el mismo destino institucional que lo consolida como el líder mundial indiscutido de la libertad individual y la libre economía capitalista de mercado. Quiero cerrar con esta nota la idea que tengo sobre el rumbo que seguirán los negocios luego de que los agentes económicos anticiparan, a lo largo de un año, este recambio político.

Si bien no tengo prueba econométrica alguna, tampoco tengo dudas que el ciclo político y el ciclo de los negocios están significativamente asociados. La historia reciente es un claro ejemplo. Ex-antes se estuvieron reacomodando los negocios mundiales anticipando lo que podría pasar en la arena política de los Estados Unidos. Ex-post tal re-posicionamiento ayudará a acelerar el natural despegue de la economía mundial. Muchos vociferan que esto último tardará algunos años en suceder. Yo creo que, apenas se despeje alguna incertidumbre residual vinculada a lo geopolítico, la economía del planeta despegará hacia un nuevo periodo de auge avivado por un nuevo contexto institucional e impulsado por un potenciado comercio mundial.

Sobre la estrategia geopolítica del gobierno americano se puede advertir que esencialmente nada cambiará. Los últimos hechos, reconocidos como crisis financiera mundial en parte desencadenados por la succión proveniente de las turbulencias políticas, jugaron a favor de este designio geopolítico. Paradójicamente, el exagerado auge de la dinámica capitalista ha estado entregando recursos para financiar las acciones de quienes se levantan y enarbolan las banderas del anticapitalismo. Pero ahora esto se revirtió.

Bueno, afortunadamente, ese auge se ha frenado. Con ello se han reducido sustancialmente los recursos que reciben y recibirán muchos de los que impulsan aquellas seudo revoluciones nacionalistas. Las principales víctimas serán: Chávez en Venezuela, Morales en Bolivia, Correa en Ecuador, Ortega en Nicaragua y, por qué no decirlo, la propia pareja K en Argentina. Esto cuenta a favor de cualquier gobierno americano y dará un fuerte empuje, a costo cero, a la estrategia geopolítica de los Estados Unidos: afianzar en el mundo esos fundamentales principios institucionales de libertad individual y libertad económica.

Las autoridades de la nueva administración entienden, mas que nadie, que su éxito depende del éxito económico. Éxito económico en Estados Unidos es sinónimo de buen desempeño de la economía de mercado. Ellos saben mejor que nadie que el éxito de su país depende del éxito de sus negocios. Y éste se deriva de aplicar a rajatabla los principios de libertad. O sea, en el terreno de lo económico la administración demócrata será mas ortodoxa que su antecesora republicana. Entonces casi como que no quedan dudas sobre el tipo de políticas que el próximo gobierno demócrata americano promoverá, impulsará y apoyará en el resto del mundo menos desarrollado.

Es probable que dentro de algunos meses la crisis financiera que tanta tinta derramó, sea una mera anécdota. Hoy día, se está preparando una reunión del G20 que será destinada exclusivamente a abordar este problema y desde donde se espera saldrán algunas de las directrices en base a las cuales actuar. La mejora del sistema financiero internacional será una de esas directrices. La creación de un moderno sistema para el monitoreo y la ayuda del sistema financiero internacional será otra. La coordinación de las políticas monetarias tendrá que ser otra. Y el rescate inmediato y urgente de las negociaciones de la ronda de Doha se impone como prioridad pues sin acuerdo mundial de comercio no hay economía mundial posible. Sin libre comercio mundial todos pierden.

Me gusta pensar a la sajona. Los errores y las crisis sirven para mejorar y crecer. Nunca para sentirse derrotado. Los principios de libertad, en particular de la libre economía capitalista de mercado, saldrán mas fortalecidos que nunca de esta crisis. En toda la historia de la humanidad jamás se tuvo la oportunidad de observar lo que podría pasar en un mundo donde parte de su sistema se generaliza pero otra parte se refugia en los estados por la creencia en la falsa benevolencia de un supremo quien a la larga resultó ser un “fraudulento” político encantador y estafador a la vez. Corolario: los señores anticapitalistas se quedaron no solo sin plata sino sin argumentos. A ellos les pregunto: ¿con qué nuevo disparate van a salir ahora?. ¿Y ahora qué?...

No hay comentarios: